¿A qué hora se puede empezar a hacer ruido en un piso?

Por mucho que se intenten evitar los problemas entre los vecinos de la comunidad, siempre ocurre alguna situación que molesta a otros. Sobre todo, si se trata de ruidos molestos que afectan la tranquilidad de los que habitan alrededor del vecino.

Los ruidos molestos, ya sea música alta, fiestas, construcciones, obras, entre otros es un factor común para que haya conflictos en las comunidades. Es por ello que existe una ley que ampara este tipo de situaciones y otras referentes a las comunidades. Esta no es más que la Ley de Propiedad Horizontal (L.P.H).

Así que, si tienes una situación relacionada a los ruidos molestos puedes acudir a ella y amparar tu reclamo con esta ley. De igual forma en este artículo te contamos a qué hora se puede empezar a hacer ruido en un piso, edificio o vivienda.

¿Hasta qué hora se puede hacer ruido en un edificio?

La hora dependerá del municipio en el que te encuentras. Sin embargo, los horarios suelen ser similares dentro del país. Por lo general, se permite hacer ruido en el horario comprendido de lunes a viernes, entre las 8:00 y las 20:00/21:00 horas.

Según lo establecido, dentro de ese lapso de tiempo se permite música alta, fiestas, realizar una mudanza, obras civiles, entre otros. Esto siempre y cuando los decibelios no sobrepasen lo estipulado en ese municipio.

Si hablamos de los fines de semana o días festivos, el horario no será el mismo. Se podrá hacer ruido en el horario comprendido entre las 9:30 y las 21:00 horas.

¿Se puede hacer ruido de obras los domingos?

Según lo estipulado en la ley, sí es posible hacer ruido de obras los domingos. El horario comprendido para este día es entre las 9:30 y las 21:00 horas. Además, de lunes a viernes puedes hacer ruidos de obra entre las 8:00 y las 21:00, a menos que utilices maquinaria pesada. En ese caso se reduce hasta las 20:00 horas.

Recuerda que debes considerar las directrices del ayuntamiento y lo estipulado dentro de los estatutos de tu comunidad. De esta forma no habrá problemas entre vecinos y la armonía en la comunidad será plena.

¿Cuál es el número de decibelios permitidos?

No solo se debe considerar los días y el horario en el que se puede hacer ruidos en un piso. También es importante el número de decibelios para no molestar a los que se encuentran alrededor. La regulación de los decibelios también es determinada por el ayuntamiento.

En términos generales, está permitido hacer ruidos molestos en horarios diurnos que no superen los 35dB. En horario nocturno los sonidos ruidosos no pueden superar los 30dB. Por encima de estas cantidades existe la probabilidad de sanción por la ley de ruido.

¿Puedo denunciar a un vecino por ruidos molestos?

Sí es posible denunciar a un vecino por ruidos molestos. Sin embargo, le sugerimos que pueda solventar amistosamente esta situación antes de incurrir a ámbitos legales. Si esto no funciona, es deber del presidente de la junta de vecinos hablar con el vecino para solucionar el inconveniente. Esto lo dicta la LPH en su Art. 7.

Si el vecino ruidoso no cesa sus actividades es momento de llamar a los policías para que lo hagan entrar en razón. Además, esto es útil como prueba por si se presenta un caso más grave. En caso de seguir con el insistente ruido se insta a términos legales, es decir, demandar al vecino por no seguir los permisos en cuento al ruido en un piso.

El presidente de la junta convocará una junta extraordinaria para autorizar en unanimidad la demanda del vecino molesto. Si la comunidad gana la sentencia, además del cese de su actividad ruidosa y molesta, puede que el vecino pague una indemnización por los daños causados.

 Incluso, es posible privarlo del derecho al uso de la vivienda por 3 años. Si se trata de una persona alquilada, esto significará la terminación de su contrato de alquiler. Por otro lado, si la comunidad no desea actuar y seguir con el caso, el mismo afectado puede realizar la demanda contra el vecino. Para ello puede contratar a un perito que mida los decibelios para agregarlos a sus pruebas y/o contratar a un abogado especialista en Ley de Propiedad Horizontal y sus vertientes.