Aire acondicionado en fachada – Normativa

A pesar de ser un elemento común dentro de los apartamentos y edificios de una comunidad, la normativa en cuanto a los aires acondicionados en fachadas es limitante y puede ocasionar controversias dentro de la comunidad de vecinos.

La Ley de Propiedad Horizontal o L.P.H es clara en este tema. Incluso, son tomadas en consideración los ítems incluidos en los estatutos de la comunidad que competen al tema. La instalación de los aires acondicionados debe ser por unanimidad y esto no puede contradecir la ley.

Si estás considerando colocar un aire acondicionado en la fachada procura echar un vistazo a las normativas de tu comunidad y obtener antes de la instalación la aprobación de la junta de propietarios.

Normas para la instalación de un aire acondicionado en la fachada

En primera instancia hay que tener en cuenta lo que dicta la ley. En este caso, la L.P.H. En el Art. 7 de la misma indica que los propietarios de cada piso o local puede modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones y servicios de su propiedad siempre y cuando no menosprecie o altere la seguridad de todos, la estructura general o configuración o estado exterior. Esto incluye los derechos de otros propietarios.

Aun así, aunque la ley permita las modificaciones e instalaciones, se debe considerar la autorización de otros entes como el ayuntamiento y la comunidad de propietarios.

Normas de Ayuntamiento

Las normas de instalación de aires acondicionados en fachadas son distintas para cada ayuntamiento. Por ello, no hay una norma general. Se recomienda buscar la tendencia de la zona en la que se habita para saber qué es lo indicado y no infringir la ley.

Por ejemplo, en el caso de Madrid el caudal máximo de expulsión de aire a la fachada es de 3.600m/h o 14kw, mientras que en Valencia está explícitamente prohibida la colocación de dicha maquinaria en las fachadas.

Por supuesto, si el ayuntamiento permite esto dentro de tu comunidad también deberán considerar la altura, la inclinación, la voladura, el plano y la rejilla para el aire acondicionado. Además, deberás obtener un permiso para que en el futuro esta práctica no sea motivo de denuncia.

Autorización de la comunidad de propietarios

Por supuesto, si pretendes colocar un aire acondicionado en la fachada de tu hogar debes consultarlo con la comunidad de propietarios. Esto se hace por normativa y para evitar futuros problemas o malentendidos. Lo ideal es que, al ser una comunidad, todos los vecinos realicen su instalación de la misma forma. Así se mantiene la arquitectura y estética del urbanismo.

De igual forma, es importante consultar porque quizá existe una reglamentación dentro de los estatutos que no conocías. El estar al tanto de las reglas y conversarlo con el administrador de tu comunidad de vecinos puede salvarte de estar implicado en una demanda innecesaria por incumplimiento de las normas.

Aire acondicionado en fachada - Normativa | Administradores de Fincas en Bilbao

¿Y si la instalación es en un patio interior?

Puede que instalar el aire acondicionado de tu hogar en el patio interior no afecte a la comunidad. Esto puesto que la fachada no se verá afectada, el exterior seguirá intacto y las ordenanzas seguirán siendo cumplidas.

No está demás consultar con la junta de vecinos para corroborar las reglas, aunque en algunos casos puede que no requieras de una autorización de la comunidad de vecinos. Esta resulta ser una buena idea para no romper las normativas y aún así disfrutar el derecho del propietario a mantener su vivienda en las mejores condiciones para su cómoda estancia.

¿Por qué motivos me puede negar la autorización para instalar un aire acondicionado en la fachada?

Poniendo a un lado las legalidades del ayuntamiento y las normas de los estatutos de la comunidad, puede que existan otros motivos por los cuales no se autoriza la instalación de un aire acondicionado en la fachada. Aquí algunos de los motivos justificados de la negación:

Por contaminación

La instalación debe cumplir con ciertos parámetros referentes a la contaminación del área, parámetros máximos de ruido y vibración permitidos, nivel máximo de expulsión de aire caliente exterior, normas de salud e higiene, entre otros.

En caso de que la instalación pueda afectar a algunos de estos factores se negará la petición de colocar un aire acondicionado en la fachada. Por supuesto, si se llegase a permitir de igual forma deberá cumplir lo que dicta la ley y la junta de la comunidad.

Por asuntos estéticos

Este es el caso más común por el que se niega la colocación de un aire acondicionado en la fachada de un edificio, finca, negocio, entre otros. La verdad es que, la instalación de esta maquinaria afectará la arquitectura, estética y uniformidad de todo el urbanismo.

Incluso, la ley es muy clara en cuanto a esto. En ella se dice que está prohibido alterar las fachadas de edificios protegidos a nivel urbanístico. En caso de ser un edificio residencial no protegido será cuestión de leer las reglas que estipula el ayuntamiento de la zona habitada.