Aparcar en zonas comunes del garaje

Por mucho que se intente, en los garajes comunitarios o estacionamientos públicos siempre existen conflictos entre los involucrados. La convivencia no se respeta, por lo que dentro de este espacio se realizan acciones indebidas y que están prohibidas dentro de las normas.

Ya sea que estemos hablando de estacionamiento para motos, coches, motocicletas… El artículo 394 del Código Civil es muy claro. En este se dice que cada participe podrá utilizar el espacio siempre y cuando se disponga de él conforme a su destino.

Queda claro con ello que los estacionamientos o garajes para automóviles son exclusivos para estacionar los mismos. Incluso la ley es clara a la propiedad horizontal y el salirse de las líneas pintadas. Por este motivo hay que saber qué aspectos están permitidos y cuáles no, siendo este el fin de evitar cualquier problema que atente a la tranquilidad de la comunidad o espacio público.

Usurpación de espacios comunes del garaje por un coche

La usurpación del espacio surge por muchos motivos: una plaza muy pequeña, un coche muy grande, falta de conocimiento al conducir o simplemente falta de respeto hacia los otros dueños de las plazas. Cada uno de estos puntos suele ser el principal problema en garajes públicos.

Las normas son claras, y como se sabe está prohibido invadir espacios donde circulan los peatones y pisar las líneas divisorias entre los coches para que, al abrir las puertas, estas no choquen con el vehículo adyacente.

Incluso es indebido utilizar los espacios que están libres, pero no son de nuestro uso. Aquí entran en juego los aparcamientos para discapacitados. Ellos tienen todo el derecho de hacer un reclamo si algún vehículo coge ese lugar de forma indebida para su propio uso.

Si la comunidad me autoriza por unanimidad, ¿mi coche puede sobrepasar el límite de mi plaza?

En algunos casos, o la propiedad horizontal es muy pequeña o el coche es demasiado grande para la plaza. Por ello, la comunidad suele autorizar por unanimidad que dicho coche sobrepase los límites de la plaza. En caso de no ser unánime la votación la autorización es nula.

De hecho, por mucho que la comunidad quiera dejar a esta persona tomar parte del área común, esto afectaría a todos los propietarios. En este caso se anula el acuerdo, pues estaría afectando a las maniobras de otros turismos estacionados en sus plazas de garaje.

Esto podría causar algún tipo de accidente, tanto con choches que colisionan por el poco espacio como con personas que transitan la zona común. Además, hay que considerar que al propietario se le advirtió al comprar la propiedad sobre el tamaño de la plaza para motos y vehículos, por lo que debió considerar este punto importante.

¿Puedo estacionar más de un vehículo en una misma plaza?

En algunos casos, dentro de una plaza de aparcamiento puede caber más de un coche. Esto es ideal para personas que quizá tienen una moto y un coche. Sin embargo, la compañía aseguradora, por más que haya espacio de sobra, no permitirá aparcar más de un vehículo en la misma plaza.

¿Por qué la negativa? Se declinará esta proposición por el riesgo de siniestro que puede ocasionar el segundo coche, arriesgando la vida de otras personas, la de los dueños e incluso el choque de vehículos por poco espacio. Además, puede que infrinja las normas y esté invadiendo, en parte, algún espacio que no le pertenece.

Aparcar en zonas comunes del garaje | Administradores de Fincas en Bilbao

¿Puedo aparcar mi moto en zonas comunes del edificio?

Puede que colocar una moto en una esquina no perjudique a nadie porque es un espacio “muerto” dentro de las zonas comunes del edificio. Sin embargo, aparcar una moto en zonas comunes está prohibido. ¿Por qué? Piensa en que otro vecino tiene la misma idea que tú y decide colocar su moto en la misma zona común. Ya no serían una sino dos motos, y así se van sumando más y más.

La idea es ser igualitarios y cumplir todos las normas. No darles ventajas a algunos. Esto sin contar que, aunque no lo notemos, puede ser un obstáculo al transitar la zona, causa de accidentes o de tropiezo en salidas de emergencia o propagar el incumplimiento de las normas.

¿Me pueden sancionar por incumplir las normativas?

La solución que se ha planteado en casas, edificios y comunidades para solventar estos problemas es sancionar a aquellas personas que incumplen las normativas. Incluso, se ha recurrido a sistemas judiciales externos para aprobar esta opción. Sin embargo, estas peticiones han sido negadas por el tribunal supremo porque estaría obligado a pagar las multas, siendo un caso posible dejar de abonar los gastos correspondientes a la comunidad.

A pesar de esto, si una persona invade la propiedad horizontal de otro propietario sin haber llegado a un acuerdo, este puede ser demandado. Según el artículo 710 LEC – EDL 2000/77263 del código civil se dice que el propietario de la plaza está en su derecho de reclamar para que el acusado se abstenga de hacer determinada acción.

El caso podría llegar al Secretario Judicial, quien aprobará que el demandado pague una multa todas las veces que se incumpla la condena. Esto seguirá hasta que el invasor deje de ocupar el espacio que no le pertenece y pague todas las multas por cada mes que transcurra sin deshacerlo.