Funciones del presidente de la comunidad

Para algunas personas ser el presidente de la comunidad de propietarios no es más que una carga que se lleva durante 1 año entero, en donde se realizan funciones y tramites obligatorios. Incluso algunos consideran que es tedioso y esperan que cuanto más rápido pase el tiempo mejor. Sin embargo, la función del presidente de la comunidad es un trabajo que, a pesar de tener la voz de mando, no tiene muchas complicaciones.

Pues bien, ¿quién es el presidente de la comunidad? Este es un propietario que luce el papel de representante legal de la Comunidad, ya sea en juicio y fuera de él, es decir, en todos los asuntos relacionados a este. Él o ella será el encargado de velar por que las actividades normales, servicios y obligaciones de cada propietario se cumplan debidamente. Incluso, será el que delegue las actividades de la Junta de vecinos.

Obligaciones del presidente de la comunidad

El cargo de presidente de la comunidad compete funciones muy puntuales. Este, junto con su equipo de trabajo, logrará la estabilidad durante el tiempo que dure. Aquí se detallan las actividades que son propias de su cargo:

Administrador y secretario de la finca

Será deber del presidente hacer las actividades que respectan a la administración y la secretaría de todo lo relacionado con la comunidad. Sin embargo, la Ley de Propiedad Horizontal, en su Art. 13.4, indica que estos cargos pueden ir por separado si la Junta de propietarios, por decisión unánime, lo decide así. Esto debe ir reflejado en los Estatutos de la Junta de propietarios.

Representar judicialmente a la comunidad

La comunidad necesitará de un representante legal puesto que no tiene personalidad jurídica. Es por ello que es trabajo del presidente hacer de representante en cualquier ámbito jurídico, previa autorización ante la Junta de propietarios.

Por esta razón es preferible que el administrador y el presidente sean dos personas y no una quien cumpla el mismo papel. Gracias al apoyo del Administrador y vicepresidente de la Junta, se podrá continuar con otras responsabilidades y obligaciones, en caso de que el presidente realice otras funciones, se encuentre ausente o indispuesto.

Mediar en el caso de actividades molestas en la comunidad

Si se da el caso de que un vecino realiza actividades prohibidas como exceso de ruido, fumar en áreas no permitidas, colocar basura fuera de su lugar, mal uso de las instalaciones, etc., es deber del presidente tratar de solventar amistosamente la actividad molesta.

Esto puede ser por iniciativa propia o por petición de uno o varios vecinos de la comunidad. Además, es responsabilidad del presidente enviar un burofax de advertencia a acciones judiciales en contra del vecino en caso que este no cese sus actividades molestas dentro de la comunidad.

Convocar junta de propietarios ordinaria y extraordinaria

Para tratar temas de presupuesto, gastos, cuentas, obligaciones y responsabilidades, el presidente de la finca debe hacer la convocatoria para juntar a los propietarios en una asamblea ordinaria o extraordinaria.

Asimismo deberá redactar la convocatoria para ser anunciada debidamente y firmar la misma como presidente. En caso que el presidente no cumpla con la parte administrativa, la persona encargada puede hacer la redacción. Sin embargo, sigue siendo tarea del presidente de la Junta firmar dicha convocatoria para la asamblea ordinaria o extraordinaria que se llevará a cabo.

Representar a la comunidad en contratos de obras

En caso que se necesite realizar un contrato de obra, reparación urgente o mantenimiento en las áreas de la comunidad, es deber del presidente hacer de representante legal en estos asuntos puesto que la comunidad no opera como persona jurídica.

Esto está abalado por la L.P.H en su Art. 13. Por ello, no es necesario que este pida autorización de la Junta para actuar en estos casos. Asimismo, el Art. 20 de la misma Ley dice que, posteriormente a las reparaciones o mantenimientos simples que se hayan realizado en la comunidad, el presidente debe dar cuentas en una Junta o asamblea ordinaria.

Ahora, en caso de que el administrador de fincas sea otra persona este podría hacerse cargo de las reparaciones siempre y cuando el presidente de la Junta esté informado de las actividades a realizar.

Pedir el pago de impagos

También es responsabilidad de este superior revisar y certificar el estado de cuentas de la comunidad. Por ello, si algún copropietario se encuentra en situación morosa, el presidente deberá exigir de forma judicial el pago de las cuotas o deudas del vecino. Esto bajo acuerdo estipulado en Junta.

De igual forma, este es quien dará la aprobación en cuanto a comunicaciones y notificaciones a los propietarios de la comunidad que sean morosos.