¿Qué hacer si un vecino no quiere ser presidente?

Para que la comunidad logre cumplir correctamente y en orden todas sus responsabilidades, es necesario que exista un presidente para que los compromisos y obligaciones se ejecuten de la manera correcta. El presidente no es más que la persona que representa legalmente a la comunidad, puesto que esta última no posee carácter jurídico.

Las funciones de este director son básicas, aunque no es una tarea sencilla. Entre sus labores está el administrar las cuentas de la comunidad, representar judicialmente al mismo, mediar casos que afectan a los habitantes (como las actividades molestas), tomar decisiones que afectan a todos los vecinos, convocar las juntas ordinarias y extraordinarias, pedir el pago de los impagos que haya, entre otros.

Tanto los derechos como las obligaciones están amparados bajo la ley que rige este ámbito. Esta es la Ley de Propiedad Horizontal (LPH). A través de ella se encontrará a la persona indicada para que sea el líder de las fincas. Entre otros puntos, el trabajo del presidente de la comunidad de vecinos es obligatorio. Sin embargo, es posible negarse a este cargo de presidente bajo algunos supuestos.

¿Cómo se elige el presidente en una comunidad?

Pocas son las ocasiones en las que una persona desea ser presidente y se postula por voluntad propia. Este se dirige a la junta de propietarios y democráticamente se elige. Aún así este método rápido y sencillo no se suele ver. Lo más común es un sorteo o votación por casa para elegir al presidente de la comunidad de vecinos.

¿Cómo se lleva a cabo? Mediante un voto por casa se escoge a una persona que podría ser buen candidato para el puesto de presidente. Además, ten en cuenta que los votantes son propietarios de la comunidad y no puede ser elegido un alquilado del mismo vecindario. De esta forma, el puesto será ocupado sí o sí por una persona propietaria.

No hay que olvidarse de la elección del vicepresidente, quien será el apoyo del presidente de la comunidad y formará parte de la junta de vecinos.  Así mismo, en caso que el presidente y el administrador no sean los mismos, este último debe ser igualmente elegido por un voto por vivienda.

Tiempo de duración del cargo

Por lo general, el tiempo de duración del cargo a la presidencia de la comunidad suele estar escrita en los estatutos de la comunidad de vecinos. De no ser así, la gestión del cargo suele abarcar un año entero. Esto dependerá de las decisiones tomadas y lo anteriormente estipulado. Pero no te preocupes, el puesto de presidente no es por tiempo indefinido (A menos que haya un artículo en los estatutos que así lo sugiera).

¿Un vecino se puede negar a ejercer el cargo de presidente?

Según la Ley de Propiedad Horizontal (L.P.H), el nombramiento del presidente es obligatorio. Incluso, parece que no hay posibilidad de negarse aunque sea una persona de avanzada edad. ¡Pero no te preocupes! Sí es posible negarse al cargo de presidente, aunque para ello se deben tomar algunas consideraciones.

En primera instancia, los parámetros que consideren la posibilidad de ser elegido presidente deben estar escritos en los estatutos de la comunidad vecinos. En su defecto puede que la petición de revocar el cargo no sea aceptada. Por ello, hay que ser lo más específicos posibles al momento de escribir este documento. Por ejemplo: persona con falta de pagos, edad superior a 60 años, etc.

Como segundo punto, los vecinos deben estar al tanto de las circunstancias personales antes de elegir al candidato. ¿A qué nos referimos? Pues se debe tenerr en cuenta las situaciones personales y dificultades por las que esté pasando el candidato para ser elegido o no para el cargo de presidente. De esta forma se decide si se exime a la persona o no. Por lo general las negaciones relacionadas con la edad, incapacidad o enfermedad se tienen en cuenta. Fuera de esto puede que sean nulas.

¿Qué debo hacer para no ser presidente?

Asimismo es posible negarse a ejercer el cargo de presidente a través del auxilio judicial. De esta forma el juez será el encargado de resolver la problemática mediante el llamado procedimiento de equidad.

El propietario que no desea ejercer el cargo debe llevar pruebas convincentes que justifiquen su pretexto, acta del nombramiento y una lista de todos los propietarios. De esta forma en un plazo máximo de 20 días desde que fue realizada la solicitud, el juez decide si considerará conveniente el exonerar a esta persona o no.

En caso de ser afirmativa la resolución del juez, la persona deberá ejercer el cargo de presidente hasta que sea convocada una nueva junta de propietarios para definir a una persona finalmente. En caso de ser negativa la resolución, se deberá ejercer el puesto de presidente de la comunidad por el tiempo estipulado anteriormente, sin excepciones.